Avenue Q, El Musical

(English) Princeton, a bright-eyed college graduate, has just moved to New York as he desperately tries to follow his dreams even if he is broken

Libreto: Jeff Whitty Música y Letras: Jeff Marx y Robert Lopez

Dirección: YLLANA (David Ottone) Una producción de: Smedia, Vertigo, Drive y Trasgo (Vorágine y El Reló).

Avenue Q es la historia de Princeton, un brillante graduado universitario que llega a Nueva York con grandes sueños pero escasos medios económicos. No tarda en descubrir el único alquiler a su alcance en la modesta Avenue Q, aunque los vecinos parecen simpáticos.

Allí viven Brian, el humorista en paro y su novia terapeuta Merry Christmas; Nicky, el gandul de buen corazón y su compañero de piso Rod –un inversor republicano que parece guardar algun secreto-; un adicto a Internet llamado Trekkie Monster; y kate, una linda ayudante de guardería. ¿¿¿Y te puedes creer que el manitas del barrio es el mismísimo Gary Coleman??? (Sí, el niño prodigio que protagonizó la serie televisiva Arnold. Engañado y arruinado por sus padres, acabó en el paro en la vida real, antes de fallecer en la miseria en agosto de 2010). Juntos, Princeton y sus nuevos amigos luchan por encontrar trabajo, pareja, y su siempre huidiza meta en la vida.

Avenue Q habla de la vida real y trata temas adultos como el sexo, la bebida, y el porno en Internet. No es para niños.

Pero si quieres sorprender a tus hijos veinteañeros, recomiéndales Avenue Q. ¡Antes de que te lo recomienden ellos primero! Un musical como Avenue Q es todo un reto. Para llevarlo a cabo, no hay mejor garantía que el talento y la experiencia del equipo creativo que ha hecho posible esta propuesta: todos los que aparecen en esta lista son unos verdaderos cracks.

 

“si aún existen el criterio y la justicia, Avenue Q merece quedarse durante muchos meses en cartel, no sólo por tratarse de una de las mejores –y más fieles- adaptaciones de Broadway que jamás han pisado Madrid sino porque la profesionalidad, respeto y honestidad con las que se ha preparado, bien merecen un altar. Ante todo ello, sólo se puede gritar un ‘bravo‘ bien alto (y buscar entradas para repetir una y otra vez). (…)está dirigido por los siempre eficaces Yllana...”-K! Koult-

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Tumblr
  • Delicious
  • LinkedIn