Best of Bassi

Más allá del personaje televisivo que nos hizo enfrentarnos a una provocación constante, está un cómico de raza, un payaso clásico y un actor que sigue trabajando en favor de una comedia distinta, explosiva y siniestra, provocadora y fugaz.

    Más allá del personaje televisivo que nos hizo enfrentarnos a una provocación constante, está un cómico de raza, un payaso clásico y un actor que sigue trabajando en favor de una comedia distinta, explosiva y siniestra, provocadora y fugaz.

    Militante desvergonzado de un ejército de risas constantes, ha hecho de la provocación un arma de supervivencia, así se enfrenta a desafíos personales, casi sin límites, con los que atravesar cualquier barrera, por muy imposible o desagradable que pueda resultar.

    Y es que hablar de Leo Bassi es hacerlo con sorpresa, incluso con cierto miedo, nunca sabes que vas a encontrar en sus espectáculos, siempre cambiantes, siempre al servicio del espectador, quizás ahí es donde está la clave de su éxito.

    Con B.O.B. (The Best Of Bassi), ha querido hacer una recopilación de los números que más le han gustado de todos sus espectáculos. Y es que, según el propio cómico, hay veces que tienes que dejar aparcadas algunas escenas a las que más cariño le tienes, quedándose en el olvido para siempre. Ahora es una buena excusa para ello.

    Durante noventa minutos, el gran bufón, el heredero de una estirpe de payasos que hizo de la risa un arma pacífica para el cambio, va a recuperar los momentos más divertidos de todos sus espectáculos. Se trata, pues, de un trabajo personal e íntimo en el que volver a encontrarse con sus propias creaciones.

    Avisadas quedan las grandes instituciones, las religiones, los políticos y todas las jerarquías porque Leo Bassi ha desenfundado, una vez más, sus pinturas de guerra.

    B .O .B. SEGÚN LEO:

    “Para mí lo más importante es recuperar la inocencia frente al cinismo. En ‘Utopía’ trataba de volver a despertar en el público unos valores inocentes pero básicos: la lucha contra el racismo y la injusticia, la pelea por la igualdad social. Lo más básico y normal. Entusiasmarse por esos valores es algo que hasta la izquierda casi ha olvidado. En B.O.B ‘The Best of Leo Bassi’ la intención es golpear al público en sus emociones y entusiasmarlo, mostrarle que las emociones de verdad son posibles.

    Desde mis orígenes en el circo hasta hoy, lo que ha cambiado esencialmente es mi conciencia política. Con 20 años no la tenía. Era un artesano del circo que trabajaba con mis padres en los espectáculos más clásicos y con la visión conservadora de muchos jóvenes de hoy, sin meterme en política.

    Con el paso del tiempo me he radicalizado. Y, a los 61 años, soy mucho más radical. Es divertido, porque normalmente sucede al revés: son los chicos de 20 años los que tienen valores radicales y a los 50 pasan. Ahora me encuentro mejor como persona, más lleno, más vital. Con la sensación de que se puede hacer, decir y actuar contras las injusticias. Ahora soy más bufón que nunca”.

    • Facebook
    • Twitter
    • Google Bookmarks
    • Tumblr
    • Delicious
    • LinkedIn